Buscar este blog

Cargando...

Actualidad

Loading...

lunes, 5 de abril de 2010

Ciclo de vida del producto

Si hechamos la vista atrás y comparamos los electrodométicos de ahora con los de hace 10 años, casi todos llegaremos a la conclusión de que los de hace 10 años eran mucho más duraderos que los de hoy en día. Hay incluso sectores en los que los productos pueden durar incluso meses. Es la evolución de los productos.
Los productos tienen un ciclo de vida. El ciclo de vida del producto es especialmente útil como herramienta de predicción o pronóstico, puesto que los productos pasan por etapas distintivas que permiten calcular la ubicación de un determinado producto en el ciclo de vida mediante el uso de datos históricos, como el de las utilidades, las ventas y la cantidad de competidores, ya que éstos tienden a seguir una ruta predecible durante el ciclo de vida.

El ciclo de vida del producto es el conjunto de etapas (introducción, crecimiento, madurez y declinación) por las que atraviesa una categoría genérica de productos; y cuyos conceptos son utilizados como una herramienta de administración de la mercadotecnia para conocer y rastrear la etapa en la que se encuentra una determinada categoría de productos, con la finalidad, de identificar con anticipación los riesgos y oportunidades que plantea cada etapa para una marca en particular. En la figura que se muestra a continuación se ve como evoluciona el ciclo de vida de un producto.




En la figura se representan las ventas realizadas del producto frente al tiempo por una parte y por otra las utilidades frente al tiempo.

En la etapa de introducción del producto comienza cuando se lanza el producto al mercado, pudiendo ser algo innovador (como pudo ser el televisor o el teléfono móvil en su día) o algo con alguna característica innovadora (como los móviles con cámara de fotos o el televisor a color). En esta etapa las ventas son muy bajas, no existen competidores, los precios suelen ser elevados porque existe una sola oferta, la promoción y la distribución contribuyen en gran medida en el total de los gastos del producto y los clientes que adquieren el producto en esta fase son los innovadores. Por ello cabe señalar que son muchos los nuevos productos que fracasan en esta etapa debido principalmente a que no son aceptados por una cantidad suficiente de consumidores o bien porque surgen nuevos productos que los anulan.


La siguiente etapa es la de crecimiento, en la que las venta comienzan a aumentar rápidamente. En esta comienzan a surgir competidores, aparecen productos con nuevas características, aumentan las utilidades a medida que los costes unitarios de fabricación bajan y los costes de promoción se reparten entre un mayor volumen. Es una etapa crítica.


En la etapa de madurez el crecimiento de las ventas de reduce y/o detiene. Se tiene una gran competitividad, la promoción tiene como objetivo la persuasión y cobra gran importancia el servicio para atraer y retener a los consumidores.


La mayoría de los productos de consumo se mantienen en la etapa de madurez durante años, como por ejemplo, la leche. Son los productos de primeta necesidad. Otro ejemplo es el de los coches, cuando sale un modelo nuevo, al cabo de dos años más o menos se le realiza un restyling para alargar ese ciclo de madurez, como ha ocurrido por ejemplo con el Volkswagen Golf. Este coche comenzó a fabricarse en 1974 y hoy día no tiene nada que ver con el coche que comenzó siendo el Golf.




Por último tenemos la etapa de declive, en la que la demanda del mismo disminuye, la competencia va bajando, se producen recortes en las líneas de productos existentes, se estabilizan los precios, se reduce la promoción. En esta fase la promoción se orienta a mantener el recuerdo y se ha de pensar en si se elimina o no el producto, aunque muchas veces emocionalmente no se puede eliminar por completo. El video VHS es un claro ejemplo de declive, con el nacimiento del DVD el vídeo ha perdido importancia, puesto que en primer lugar no ofrece la misma calidad de imagen ni otras opciones que el DVD si tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada